El negocio de los órganos humanos

loading...



RAMAT GAN, Israel ó Aparte del precio de casi 200 mil dólares, lo impresionante fue lo fácil que fue para Ophira Dorin comprar un riñón.
Hace dos años, mientras enfrentaba la posibilidad de años de diálisis, Dorin se dispuso a encontrar un intermediario de órganos que pudiera ayudarla a evitar la larga lista de espera para un trasplante en Israel. Con apenas 36 años, tenía un empleo prometedor en una compañía de software y sueños de formar una familia. Sin poder encontrar un donante compatible entre familiares y amigos, enfrentaba una lucha diaria contra las náuseas, el agotamiento y la depresión.
Pronto, la familia le presentó tres nombres: Avigad Sandler, un ex agente de seguros sospechoso de tráfico de órganos; Boris Volfman, un emigrado ucraniano y protegido de Sandler; y Yaacov Dayan, un empresario. SEGUIR LEYENDO EN LA FUENTE DE INFORMACIÓN 
loading...
Compartir En
loading...

Compartir En
Previous Post
Next Post